Cata degustación

Magna Vides son cepas viejas, del tamaño de un hombre. También es la interpretación más natural y sincera del trabajo que hacemos en la viña y lo que ella expresa, unos vinos ágiles y vivos, reales y auténticos.

Magna Vides es hacer lo que amas con los que amas.

107,15 IVA incl.

Cata degustación

Magna Vides son cepas viejas, del tamaño de un hombre. También es la interpretación más natural y sincera del trabajo que hacemos en la viña y lo que ella expresa, unos vinos ágiles y vivos, reales y auténticos.

Magna Vides es hacer lo que amas con los que amas.

107,15 IVA incl.

Nuestras viñas viejas son respetadas al máximo, entendemos que son un tesoro patrimonio de esta tierra. Existieron antes de que llegáramos y existirán cuando ya no estemos. Nuestra labor es cuidarlas para dejarlas mejor que cuando las encontramos, para que sigan su camino a través del tiempo.

En Otoño, el viñedo es el cuadro vivo que cualquier pintor querría plasmar, rojos fuertes, granates, amarillos paja, amarillos limón, verdes oscuros y claros, todo mezclado. Esta maravillosa mezcla se debe a la enorme cantidad de variedades de uva que la gente del lugar plantó en su día.

El nombre más importante es la Tinto Fino, Tinta del País o comúnmente llamada Tempranillo. En nuestra región, la Tinto Fino es una adaptación del Tempranillo, por eso la llamamos así, con orgullo, con diferencia. Otras variedades interesantes y aclimatadas son Albillo Mayor, Bobal, Garnacha Blanca, Garnacha Tintorera, Garnacha común, Pirulesa, Alarije, y al menos hasta tres variedades que estamos a la
espera de identificar o poner nombre. Los técnicos que las están estudiando están aún perplejos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies